PARA EL DECA SI NO SE SUFRE, NO SE GANA

Pacífico volvió a ganar sobre la hora en el Viejo Ramírez, esta vez ante Sol de Mayo y en la última jugada.

 

El Viejo Ramírez se está volviendo una fortaleza para Pacífico, el conjunto de Pablo Romero ganó todo lo que jugó como local y de esta forma manda un mensaje fuerte para los rivales, el que venga no la va a pasar bien. Anoche recibió a Sol de Mayo, en un encuentro por demás parejo, muy físico y sin tanto goleo, el local lo ganó en la última jugada y con parciales de 27-19, 35-35, 57-59 y 78-77 sigue prendido en la parte alta de la tabla. El "cusa" Oviedo nuevamente fue el goleador de la noche con 22 tantos, mientras Giarrafa fue el que más anotó para los rionegrinos con 19.

 

Si hay algo que el decano ha demostrado, es que hasta que no suene la chicharra final el partido no está terminado. Con un comienzo muy prometedor por parte del local, con Miranda y Oviedo manejando los hilos y Fric diciendo presente en la pintura tomó una buena ventaja en la primera mitad del cuarto, aunque la respuesta de la visita llegaba con Mena y Bianco para dejar el marcador estrecho. Batistino entró en juego y junto al "cusa" dieron ese toque distinto que hizo que el local se aleje un poco en el marcador, para que el cuarto se cierre con ocho puntos a favor del los dirigidos por Romero.

 

El momento de mayor imprecisión en toda la noche se vio al principio del segundo cuarto, pasaron casi tres minutos hasta que Giarrafa con una bandeja, anote los primeros dos puntos del cuarto. El propio hombre de Sol de Mayo fue el abanderado del equipo en la cancha, con personalidad tanto en el juego como en el armado del equipo, fue el principal artifice de que los de la capital rionegrina llegara a empatar las cosas en 29 pasados los 5´ del cuarto. Pero el local lastimó con una de sus armas más efectivas, presionar en la salida del rival y salir rápido de contra, lo que llevó a conversiones de Oviedo y Batistino, aunque sobre el final las cosas se ajustaron mucho más, Giarrafa y una ráfaga de Ramadori daban vuelta las cosas y la visita se imponía, pero sobre el final apareció Fric y sobre la pintura convierte una bandeja que cierra el primer tiempo con empate en 35.

 

Cuando el encuentro es tan parejo se da la oportunidad de que aparezcan los referentes y se carguen un poco el equipo al hombro, así fue como después de un arranque de ida y vuelta, apareció Charly Sepúlveda y con cinco puntos hizo hervir al estadio ante un rival que cometía errores en ataque y no encontraba esa intensidad del cuarto anterior. Pero cuando el local parecía más entero, Sol de Mayo enfrío la cabeza y comenzó a darlo vuelta a base de recuperar la pelota en defensa y convertir bandejas certeras, ante un decano que no estaba fino en el final del cuarto. Esto finalmente hizo que la visita con Giarrafa y Mena como estandartes, se lleve el cuarto por 59 a 57.


Pero como bien se suele decir en las canchas: si no se sufre, no vale. Con un cuarto final muy parejo, donde convertía uno y automáticamente llegaba el golpe de respuesta del rival, Charly nuevamente dijo presente con un triple, al igual que Batistino, del otro lado Bianco junto a una bandeja de Pazzarelli sumaban para el celeste. En lo que respecta a los minutos finales, sin duda fue de los momentos más tensos y furiosos en el Viejo Ramírez, con un local que bajó un poco la intensidad y dejó que la visita tome fuerza, de la mano de Giarrafa y Mena, los de Viedma lo dieron vuelta y entrando en el último minuto la escena de película comenzó: dos libres de Ibargoyen ponían las cosas 76-75 a falta de 26 segundos, luego del minuto pedido por el Dt visitante, Giarrafa tomó el balón en la salida y siempre con la mente puesta en el aro, dejó pasar los segundos y a falta de 4 para el final, encara por el medio y suelta una bandeja que puso 76-77 las cosas y pareció que la visita se quedaba con la victoria, pero en la casa del decano, no te podes dormir.

 

La jugada final fue tan sencilla como efectiva, Batistino saca de la mitad de la cancha, lo ve a Fric posicionado en el sector izquierdo del área, este vuelve con Mateo que en casi la mitad de la pintura, suelta un derechazo que entra perfecto, suena la chicharra y el estadio explota en un solo grito de "gol" ante la victoria final del decano 78-77.

 

Así el decano cuenta con puntaje perfecto como local con 4 de 4 y ahora tendrá ocho días para prepararse y visitar a un duro Pérfora que si bien no esta pasando por un buen momento, es siempre duro de enfrentar en su cancha.

 

 

SINTESIS: 

 

PACÍFICO 78: Oviedo 22, Sepúlveda 16, Batistino 16, Fric 12, Miranda 7, Ibargoyen 4, Sesso 1. DT: Pablo Romero

 

SOL DE MAYO 77: Giarrafa 19, Bianco 18, Mena 18, Ramadoni 11, Pazzarelli 9, Barreto 2. DT: Enrique Moreno

 

ÁRBITROS: Sebastián Arcas- Juan Cruz Felix

 

ESTADIO: El Viejo Ramírez

 

 

 

 

 

Please reload

Director: Pablo Chagumil | Todos los derechos reservados

Contacto: nqndeportivoo@gmail.com

NEUQUÉN- Patagonia- Argentina 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com