• NQNdeportivo

NATI GIL, LA JUGADORA DEL MOMENTO

La mediocampista del Deportivo Confluencia trabaja en la parte de Salud del Hospital regional, dentro del equipo que enfrenta la pandemia mundial. Recomendaciones de una Crack en la cancha, que ahora se pone la camiseta de la Salud pública.



La cuarentena nos tiene a todos en casa, pero están quienes tienen que salir para afrontar las necesidades principales en una pandemia mundial. Entre ellos aparece el trabajo principal de la salud, donde el mundo del deporte- principalmente amateur- dice presente en los principales frentes.


Natalia Gil es jugadora de futbol hace varios años, defiende los colores del club Confluencia y a su vez trabaja en el área de salud en el hospital regional de Neuquén. La futbolista tiene un compromiso con la salud pública y en la lucha por el futbol femenino regional. Su estilo de vida es esforzado y de mucho trabajo, como los deportistas de la zona.


En una profesión donde la tiene full time, con largas horas de guardia y gran cantidad de personas pasando por el Castro Rendon, Natalia además de preocuparse por la salud, se toma su tiempo para llevar la bandera del fútbol Femenino.



trabaja en el área de salud y en la actualidad se encuentra de pleno en la lucha contra el coronavirus en la región, aconseja sobre la higiene personal y la importancia de cuidarnos entre todos: “El recaudo principal es no salir de sus casas, encerrarse, cumplir la cuarentena sin tener visitas y no visitar a nadie. Es muy importante el lavado de mano, la desinfección de la casa 3 veces en el día y limpiar los picaportes”.


Para Natalia el cumplir la cuarentena obligatoria es el mejor remedio contra la pandemia: “Es muy importante para evitar lo que está sucediendo en Italia. Y acá puede ser peor porque nosotros no disponemos de la casuística, del material, de protección e insumos para manejar tantos pacientes. Incluso estamos muy expuestos ahora, tenemos muy pocos recursos y no contamos con los elementos adecuados para trabajar y eso nos limita un montón. Por eso le pedimos a todos que el mejor tratamiento es quedarse en sus casas y no salir a la calle”.



ENTRE LA SALUD PÚBLICA Y LOS COLORES DEL CONFLU.

Su pasión por el deporte empezó desde muy chica, a los 6 años jugaba con sus primos: “Nos juntábamos en la casa de mi abuela todos los domingos y era la diversión jugar al futbol. Le rompíamos los focos, las ventanas, éramos un desastre, pero ahí inicio mi pasión”.


Como la mayoría de las mujeres amantes del este deporte, Natalia no tenía donde jugar o entrenarse. Inicio haciendo otros deportes en su adolescencia y luego se rencontró con su pasión “Antes no era muy conocido que la mujer juegue al futbol, así que cuando tenía 22 años comencé a jugar en torneos. El primero que jugué fue Tacones de Punta, en Cipolletti.”

“Al principio fue medio complicado, porque tenía que jugar los sábado y domingos y a veces me tocaba guardia. Pero siempre me daba mi tiempo para jugar a la pelota, estudiar y hacer la residencia. Por suerte siempre pude, fueron flexibles y pude jugar a la pelota”.

El nuevo reglamento impuesto por los directivos de la LIFUNE obliga a los clubes a tener su equipo femenino este año para participar, la jugadora de Confluencia dio su opinión al respecto: “Me parece bien que las reglas sea las mismas entre varones y mujeres en los clubes, tener el equipo femenino y las inferiores del femenino junto con el masculino. Me parece importante para que se genere una competencia más dinámica, equitativa y no tener siempre los mismos equipos que se presentan. Para representación de un club es importante un equipo de futbol femenino”

instagram banner .png
seguinos en facebook.jpg

Director: Pablo Chagumil | Todos los derechos reservados

Contacto: nqndeportivoo@gmail.com

NEUQUÉN- Patagonia- Argentina 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com